El Comité Cívico Autonomista

La salida legal para llegar al poder

Instructivo

Célula fundamental de la salida Autonomista de Derecha Liberal como opción legítima para salir del sistema, modelo y régimen socialista y alcanzar el poder, con el objetivo final de implementar los estatutos autonómicos de Derecha Liberal texto que guía a los gobiernos y a los estados autónomos en función de la solución de los problemas.

Los pueblos tienen la facultad legal y legítima de conformar los Comités Cívicos Autonomistas (CCA). La conformación de los CCA son reconocidos como una alternativa democrática para que la población de una jurisdicción pueda alcanzar legal y legítimamente la autonomía política y económica, con el fin de ocuparse de sus intereses, problemas reales y cercanos a la gente en cada parte del país.

Leyes del Derecho Internacional Público justifican la creación de Comités Cívicos como acciones de defensa de la ciudadanía cívica, del Estado de Derecho y de la convivencia civilizada; ya que sin tales acciones cedería el paso a formas de Totalitarismo. La creación de CCA es internacionalmente aceptada para aquellas jurisdicciones donde existe escasa credibilidad y falta de representación en las instituciones públicas y en los partidos políticos convencionales, haciendo que un grupo considerable y consistente de la población proceda a conformar los CCA.

Un Comité Cívico puede ser de carácter Estadal (CCAE), Municipal (CCAM), Parroquial (CCAP) y hasta vecinal (CCAV). Inclusive cuando las mayorías de pobladores de dos o más municipios contiguos deciden integrase bajo un sólo Comité Cívico, estos adquieren carácter Distrital (CCAD).

Un Comité Cívico es una institución (organización intermedia entre el Estado y el Individuo, autónoma libre e independiente) que reúne e incluye a ciudadanos y entidades de la sociedad civil de una jurisdicción. Es una institución política sin fines de lucro y apartidista. El CCA es la célula fundamental de la salida Autonomista que promueve el Movimiento de Derecha Liberal (MDL), ya que el objetivo de este proceso es salir del régimen socialista que oprime a los venezolanos, por lo tanto, los miembros de un CCA deben sintonizar y coincidir con este objetivo.

¿Para qué sirve un Comité Cívico Autonomista?

Un Comité Cívico Autonomista legalmente permite:

º La defensa del Estado de Derecho y de los ciudadanos.

º Cerrar el paso a formas de Totalitarismo. Alcanzar y mantener la Libertad.

º Desconocer cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos.

º Reconocer al ciudadano como depositario del poder originario. En ejercicio de dicho poder, puede decidir sus propias formas de gobierno, perseguir su desarrollo económico, social, cultural y estructurarse libremente, sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de igualdad de oportunidades, con el objeto de transformar al Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico.

¿Cómo se organiza un Comité Cívico Autonomista?

Los CCA funcionan en el territorio de la comunidad, que vendría a ser el que corresponde a la urbanización, barrio, sector, caserío u otra forma de agrupación habitacional donde se encuentra la comunidad.

Los ciudadanos interesados en conformar y promover un Comité Cívico Autonomista deberán:

Organizar un evento con el propósito de difundir el Estatuto Autonómico en para lograr el entendimiento de la propuesta autonómica y su finalidad, como herramientas que darán solución definitiva a los problemas en esa jurisdicción.

El evento promotor debe ser de convocatoria amplia y abierta, ya que sirven para exponer y difundir el proceso autonomista de derecha liberal, así como explicar los alcances del Estatuto Autonómico.

2. Una vez hecha la convocatoria se procede con los interesados a efectuar la asamblea constitutiva, la cual reunirán como mínimo a 10 ciudadanos interesados en conformar el CCA de la localidad correspondiente. Los interesados deben ser mayores de edad y suficientemente identificados con pruebas o comprobantes de residencia. En dicho acto firmarón el Acta Constitutiva los fundadores y promotores iniciales del CCA.

La posterior afiliación al CCA debe verificarse la condición de residente y de suscribir los principios del Estatuto Autonómico y coincidir con objetivos proceso autonomista. Si algún ciudadano está interesado en incorporarse al CCA, pero está asociado, pertenece, milita o representa a algún partido político o entidad gubernamental existente, debe presentar carta de renuncia o desafiliación a dichas organizaciones.

3. En el Acto Constitutivo se elabora y se pone la consideración aprobatoria el Acta Constitutiva. Una vez aprobada y firmada por los fundadores y promotores iniciales, se procede a leer en voz alta. El acto concluye con la Presentación del Instructivo Operacional del CCA.

El Acta Constitutiva contiene:
1. Declaratoria de voluntad de los ciudadanos
2. La identificación de sus miembros
3. La fecha y lugar de creación, así como la localidad o entidad de acción
4. El nombre de la Localidad o Entidad
5. La dirección de sede administrativa

El Instructivo Operacional del CCA contempla:
1. Normas de dirección y administración del Comité
2. Normas de control y fiscalización interna
3. Los derechos y obligaciones de sus miembros
4. Constitución de su patrimonio
5. El régimen de administración y el funcionamiento del Comité

Así mismo deberán contener las siguientes disposiciones:

A. De Carácter General: Relativas al nombre del Comité, su carácter democrático, domicilio, ámbito espacial, objeto y régimen de modificación del Instructivo Operacional del CCA.

B. De Organización: Concernientes a la integración y atribuciones de los miembros del comité; el funcionamiento de la asamblea. Organigrama.

MDLVenezuela.org

C. De Funcionamiento: Reuniones periódicas, formación y manejo de su patrimonio; generar mecanismos de participación; rendición de cuentas; relaciones con los gremios y otras organizaciones apolíticas locales; integrarse a la red municipal, estatal y nacional de Comités Cívicos Autonomistas; enviar representación a las actividades autonomistas convocadas a nivel municipal, estatal y nacional.

Objetivo Fundamental del CCA

Los Comités Cívicos Autonomistas tienen como objetivo fundamental la defensa de los derechos individuales de cada miembro de la comunidad y para ello se dedica a promover y agilizar la autonomía necesaria por su jurisdicción para ejecutar el Estatuto Autonómico que es el instrumento que en definitiva garantizará los derechos de todos.

A tal efecto, los fines de los Comités Cívicos Autonomistas se traducen en:

1.— Alcanzar la Autonomía de la entidad regional, hacia un sistema económico y político liberal democrático. Para tal efecto debe encargarse de:

A.— La promoción del Estatuto Autonómico como la herramienta que:

º Garantiza el desarrollo y superación de los ciudadanos de la comunidad.
º Dará solución definitiva de los problemas que afectan a los ciudadanos de la comunidad.
º Estimula el desarrollo integral de los miembros de la comunidad.
º Otorga al ciudadano completa libertad política sobre la jurisdicción municipal, estatal y nacional.
º Otorga al ciudadano plena libertad económica sobre los recursos generados en la jurisdicción necesarios para el desarrollo de la comunidad. Los recursos generados en la comunidad, quedarán en la comunidad.

B.— La creación de la Corte Electoral Autonómica del Estado y sus departamentos

La Red Autonómica para la Federalización:

Los Comités Cívicos Autonomistas funcionan en la urbanización, barrio, sector, caserío u otra forma de agrupación habitacional donde se encuentra el individuo.

Más arriba, miembros de varios Comités Cívicos pueden conformar un Comité Cívico Autonomista Municipal que les integra. En el nivel municipal, los Comités Cívicos Autonomistas Municipales ya pueden alcanzar autonomía política y fiscal.

Sucesivamente, Comités Cívicos Autonomistas Municipales contiguos pueden formar parte, si así lo desearan en un Comité Cívico Autonomista Distrital. En turno, Comités Cívicos Autonomistas Municipales y Comités Cívicos Autonomistas Distritales pueden conformar un Comité Cívico Autonomista Estatal y estos a su vez pueden agruparse en el Comité Cívico Autonomista Nacional.

Cuando todas las jurisdicciones de un país alcanzan la autonomía es entonces cuando pasan a practicar debida y legítimamente el Federalismo.

Legalidad de la Autonomía Municipal

El Capítulo IV (Del Poder Público Municipal) de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela textualmente establece en su Artículo 168:

Los Municipios constituyen la unidad política primaria de la organización nacional, gozan de personalidad jurídica y autonomía dentro de los límites de la Constitución y de la ley. La autonomía municipal comprende:
La elección de sus autoridades (nótese cómo no exige que la elección sea vía CNE).
La gestión de las materias de su competencia.
La creación, recaudación e inversión de sus ingresos.
Las actuaciones del Municipio en el ámbito de sus competencias se cumplirán incorporando la participación ciudadana al proceso de definición y ejecución de la gestión pública y en el control y evaluación de sus resultados, en forma efectiva, suficiente y oportuna, conforme la ley.
Los actos de los Municipios no podrán ser impugnados sino ante los tribunales competentes, de conformidad con la Constitución y la ley.

Derecho de autodeterminación

El Derecho de Libre Determinación de los pueblos o derecho de autodeterminación es el derecho de un pueblo a decidir sus propias formas de gobierno, perseguir su desarrollo económico, social, cultural y estructurarse libremente, sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de igualdad.

La libre determinación está recogida en algunos de los documentos internacionales más importantes, como la Carta de las Naciones Unidas y Estatuto de la Corte Internacional de Justicia o los Pactos Internacionales de Derechos Humanos: Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

También numerosas resoluciones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hacen referencia a este principio y lo desarrollan: por ejemplo, las resoluciones 1514 (XV), 1541 (XV) ó 2625 (XXV). Es un principio fundamental del Derecho Internacional Público y un derecho de los pueblos, que tiene carácter inalienable y genera obligaciones erga omnes para los Estados. Incluso, de acuerdo con muchos autores, la libre determinación ha devenido norma de ius cogens.

Los pactos y acuerdos internacionales antes mencionados y que amparan la libre determinación de los pueblos fueron aprobados por el Congreso de la República de Venezuela y publicados en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Número 2.146 el 28 de enero de 1978.