MDLVenezuela.org

El Diagnóstico de Venezuela

¿Cuáles son los resultados del país?

Antes promovidos y ahora agravados: Inseguridad total; injusticia; violaciones a los Derechos Humanos y libertades civiles; abusos de autoridad y de poder; desorden; congestión; altos índices de conflictividad y odio social; ruina económica; escases; inflación; recesión; devaluación; desabastecimiento; racionamiento; estrechez; penuria; ruina estructural del país e infraestructuras; descomposición social y moral; decadencia; nuevas formas de esclavitud; entre otras.

Cabe aclarar que estos resultados no son producto de la mala administración o falta de gerencia. Estos resultados son ocasionados con premeditación y alevosía, por el Socialismo, ya que estos resultados del país contribuyen a la instauración y perpetuación del sistema socialista, debilitando a los ciudadanos y la sociedad, fortaleciendo al Estado y sus castas de funcionarios.

Falsa Polarización

MDLVenezuela.org Una gran mayoría de ciudadanos — aproximadamente el 57 por ciento — ha llegado a la conclusión de que ni el PSUV ni la OSUV (Oposición Socialista Unida de Venezuela), en y alrededor de la Mesa Unitaria, han podido, ni pueden, ni podrán resolver los problemas graves que aquejan a todos los venezolanos. Así mismo que esta última tampoco está trabajando para la salida del régimen. También están suficientemente claros que no sólo el régimen, sino los anteriores gobiernos, que efectivamente también fueron socialistas. Así como es el Socialismo la ideología de todos los partidos políticos existentes en el país, la misma partitura que provocan y han provocado los nefastos resultados del país.

Elecciones falsas para legitimarse

MDLVenezuela.org Venezuela está ante un régimen ilegal, ilegitimo e inmoral; el poder se encuentra en manos de una persona o de una elite, que pretende perpetuarse en el poder, mediante elecciones falsas; y usa la fuerza para que los ciudadanos obedezcan las leyes inmorales.

El CNE es como un Caballo de Troya, movido por la brújula socialista, capitaneado por el régimen cubano y financiado con la renta petrolera de su Estado Asociado es Venezuela, donde se apoya todo un circo, compuesto por todos los partidos políticos, poderes públicos, instituciones, y un andamiaje legal, igualmente ilegítimo e inmoral.

Estos son todos los recaudos para actuar en desobediencia y en desconocimiento de ese régimen.

Venezuela ya no es un país

Dejó de ser un país libre, soberano, autónomo e independiente. En la práctica, ninguna ley o política se aprueba sin la autorización del régimen socialista cubano. Venezuela se podría definir como, un Estado Asociado a Cuba. Por ende, esto no es un gobierno, aquí no hay instituciones autónomas ni independientes, mucho menos separación de poderes o Estado de Derecho. Venezuela se debería definir como una provincia o capitanía cubana administrada por funcionarios que obedecen las políticas del régimen superior.

En el mérito, es un sub-régimen: Ilegal, ilegítimo (falso) e inmoral, que ocupa y abusa del poder, es instrumento de otro régimen. Actúa sin obstáculos y a todas sus anchas, lleva a cabo la partitura, los principios, valores y objetivos del Socialismo. Pero, existe un problema que complementa al anterior y es el de una pseudo oposición — una oposición inexistente — que no está cumpliendo su rol de oposición. Actúa en franca colaboración con el régimen, lo fortalece y lo legitima sistemáticamente.

Seudo Oposición Colaboracionista y Medios Cómplices

MDLVenezuela.org Venezuela está frente a una seudo oposición de izquierda colaboracionista, qué sólo se limita a “no estar de acuerdo” con lo que hace, dice o propone el régimen. Cuestiona las leyes y los resultados pero no el modelo socialista que los origina. Que sólo actúan si el régimen actúa; su norte ideológico, al igual que el régimen, es el Socialismo. No pueden, ni podrán capitalizar al grueso de ciudadanos descontentos y en franco rechazo con ellos y el régimen.

Los venezolanos también están frente a unos medios de comunicación tomados, censurados, autocensurados y sectarios, en completa complicidad con el régimen o la pseudo oposición.

Con respecto a esto, el Movimiento de Derecha Liberal toma una decisión drástica y definitiva: La denuncia internacional no sólo del régimen socialista, criminal y violatorio de los DDHH, sino también de una pseudo oposición colaboracionista que sería la causa del fortalecimiento de ese mismo régimen y la cada vez más difícil salida a esta tragedia.

Las Conclusiones

Obvias pero tremendamente preocupantes, pero permiten de alguna manera saber lo que se debe hacer. Venezuela está frente a un régimen criminal instaurado en el poder por sus méritos, con una de las mejores asesorías dictatoriales, la más exitosa jamás vista como la que viene del régimen cubano; los venezolanos están frente a una pseudo oposición abierta y descaradamente colaboracionista; pero también están frente a medios de comunicación tomados, censurados, autocensurados y sectarios, en completa complicidad con el régimen o la pseudo oposición.

Entonces, frente a todo esto ¿qué hacer?

El MDL hace frente a esta descomunal tragedia con una propuesta cuyo objetivo final es el de solucionar los gravísimos problemas de lo que queda de Venezuela.

Para solucionar los problemas, hay que salir del régimen socialista, con absolutamente todo incluido. No basta con sacar a un funcionario de Miraflores para colocar a otro socialista y dejar el modelo intacto, porque los problemas serian iguales o peores. Ocurre entonces acometer una cruzada contra la cultura política izquierdista, una guerra al Socialismo, librar batallas contra todo aquello que refuerza o legitime al régimen.

El MDL trabaja en la Salida Autonomista de Derecha Liberal para salir del Régimen e implementar un Estatuto Autonómico de Derecha Liberal en cada jurisdicción del país. El MDL deslegitima toda convocatoria, llamado o propuesta del régimen, así como, deslegitima cualquiera de sus acciones y llamando a la desobediencia de cualquier norma o ley; porque el régimen y todas sus leyes son: Ilegales, ilegítimas, inmorales e injustas.