MDLVenezuela.org

Política Anticrimen con Visión Liberal Demócrata

En virtud de la fracasada política en materia de seguridad personal y ante la total indefensión del ciudadano propiciada por todos los gobiernos, incluido el actual con una visión socialista.

MDLVenezuela.org

El Movimiento Demócrata Liberal, exponentes de la derecha política venezolana, explica la visión liberal que fundamenta las políticas públicas hacia el problema de la inseguridad en Venezuela.

El origen del problema está identificado

Seguridad y Justicia: Funciones del Estado. En una Democracia Liberal las funciones del Estado están limitadas a aquellas que le son propias: Seguridad, orden, justicia e infraestructura. De esta forma, un Estado Limitado le será posible dedicarse, concentrarse y enfocarse en sus funciones propias, esenciales e indeclinables, para finalmente poder obtener mejores resultados en la lucha contra el crimen.

MDLVenezuela.org Por el contrario, en el Socialismo, el Estado invade y se apodera de otros ámbitos y funciones en la economía, medicina, salud, previsión social, vivienda. Se desvían cuantiosos recursos y tiempo en administrar: Casinos, hipódromos, loterías, quinos, museos, galerías de arte, militares atendiendo mercados, organizando eventos deportivos, pagando las medallas y copas, líneas aéreas, ser agencia de viajes, constructor, industrial, comerciante. A montar cadenas de abastos (Mercal, PDVal), operando y ser dueño de infinidad de medios de comunicación (para propaganda ideológica), en empresas eléctricas; de telecomunicaciones. Controlando precios persiguiendo y acosando a supermercados y carnicerías; control de cambios (RECADI, OTAC, CADIVI), aduanas, armamentismo, bancos, taxis, industrial-agricola, etc. Siempre participan u organizan cumbres, viajes, eventos deportivos de gran magnitud, etc.

En vez de ocuparse de una de sus cuatro funciones propias como lo es la de proporcionar la seguridad a los ciudadanos y la de crear las condiciones para una eficiente administración de justicia, dedicada a crear justamente las leyes para el combate y represión de la criminalidad en general, es por esto que descuida la gestión pública en los espacios que le corresponde.

En Venezuela, gobierno tras gobierno, ha fracasado en la lucha contra el hampa por haber sido uno más socialista, estatista e intervencionista que el otro, han efectivamente abandonado y descuidado el problema de la seguridad.

Le médula del problema relación — Socialismo/crimen: Alertamos que todo Socialismo debe concretar dos objetivos fundamentales. El primero es anular los métodos e instrumentos por los cuales los individuos pueden recurrir a la defensa propia: a) desarme de la población y b) prohibición de portes de armas, entre otras. El segundo, es fortalecer bélicamente al Estado totalitario, a través de sus organismos formales e informales policiales y militares, incrementando su poder armamentístico y logístico — armas para grupos los pretorianos, “reservas” y paramilitares — a fin de proteger al régimen de cualquier levantamiento, sublevación o rebelión civil. De esta forma las armas y los recursos represivos y disuasivos ya no apuntan al crimen sino al sometimiento de la sociedad y la perpetuación en el poder. Así que ojo con las propuestas de desarme.

Este es Nuestro Análisis

Responsabilidad Política. En un Estado limitado en funciones, poderes y gastos — se le hace más fácil al ciudadano identificar al responsable (o al irresponsable) de una mala gestión en la seguridad, pues el funcionario es más vigilado, controlado o supervisado. Es así como en el Estatismo (estado con poder ilimitado) la responsabilidad de los funcionarios públicos se dispersa en un mar burocrático que obstaculiza el proceso de responsabilidad política y escrutinio público. Lo mismo pasa con la justicia, otro ámbito descuidado, íntimamente relacionada con la seguridad. Por eso el problema de la seguridad personal y material de la ciudadanía seguirá empeorando mientras la tendencia siga siendo ir hacia más Socialismo, asumiendo el Estado cada vez más funciones, poderes y recursos. Por otra parte, en una democracia liberal el Estado se dedica a la defensa irrestricta de la libertad, seguridad y de la propiedad privada, principios con los cuales el Socialismo no comulga.

Beneficios y costos de delinquir. Hoy por una parte, el beneficio de delinquir es muy alto, porque la calidad y la cantidad de las leyes son deficientes e irracionales, las cuales ofrecen muchísimas oportunidades para el enriquecimiento fácil y rápido; por ejemplo: prohibición anti-drogas, controles de cambios, leyes contra las importaciones y obstructoras del comercio y la producción, Burocracia y Corrupción, etc. Por la otra, el costo de delinquir es muy bajo. La complaciente tolerancia, ineficacia en la aplicación de las normas, corrupción e impunidad son las causas que hacen disminuir este costo.

Estas son Nuestras Soluciones

Una política anticrimen de signo liberal. ¿Cómo se revierte la ecuación beneficios-costos? Por una parte minimizando las oportunidades de ganancias del delito con una sabia, gradual y prudente política de legalizaciones o descriminalizaciones de actividades no intrínseca o naturalmente criminales; y por otra parte, elevando los costos de cometer verdaderos crímenes, aplicando efectivamente severos, ejemplarizantes y sanadores castigos, eliminando los injustificados beneficios procesales y penales.

MDLVenezuela.org Policías y Tribunales: Se requieren eficientes mecanismos policíacos de investigación e inteligencia, identificación de los responsables y aplicación de ejemplares castigos. Pero en la democracia liberal el delincuente tiene una deuda con la víctima — o sus herederos — no con la sociedady debe pagarla, mas el objeto de la pena o castigo, esto es resarcir o compensar a la víctima vs. Regenerar al victimario, aún cuando cada vez que ello se logra seria lo ideal. Pero para este fin se requieren cárceles productivas. Por otra parte se necesitan políticas de represión e inteligente disuasión, evitando la impunidad, así como medidas pro libre-mercado que reduzcan drásticamente la pobreza y la miseria, medidas de orden social que apunten contra la descomposición moral y ética de la sociedad, lograr independencia y tecnologías para la simplificación de los procesos y el fortalecimiento de los tribunales de justicia, la indispensable erradicación del hacinamiento en las cárceles, entre otras.

Refundación de la seguridad y la justicia: Esto significa empezar de cero; fundar instituciones no burocráticas, sencillas, flexibles y eficientes para cumplir con el objetivo de suministrar esos preciados y escasos bienes públicos que son la seguridad ciudadana, la justicia y la paz ciudadana. Para ello estimamos que es inevitable recurrir a ayuda e intervención multinacional para poder estructurar una institución de seguridad, proceso semejante a operaciones llevadas a acabo en regiones como Irak, Afganistán, la antigua Yugoslavia, Haití etc.

Autonomía Regional: Siendo consistentes con este principio, se requiere la organización e institucionalización de la justicia y las policías en un orden federal probadamente eficaz y eficiente en niveles como el: 1) federal, 2) estatal y 3) municipal, lo mismo a aplicar en las administraciones tribunalicias, de conformidad al modelo federalista de una nación moderna, libre y en orden. Obviamente esto debe pasar por una gran reforma político-institucional en donde nuestro país se organizaría alrededor del modelo federal.

Economía Libre: Es un hecho que cuando los países, abandonan el modelo socialista y aperturas sus fronteras al intercambio libre comercial, sin controles, sin aranceles, sin barreras, se evidencia un florecimiento de la economía. Esto hace bajar la presión económica de las familias y empieza una distensión desestresante que trae como consecuencia una tranquilidad económica a las familias y a la sociedad. Esto disminuye el abandono infantil y el fortalecimiento de la formación de los jóvenes por parte de sus progenitores, aumento del empleo, motivación a la inventiva y a la creatividad, reconduciendo a la sociedad hacia conductas mas sanas, hacia la paz y la cooperación social.

Conclusiones

Extraído del libro El Embrollo de Alberto Mansueti

• El Socialismo crea las condiciones para que la familias se empobrezcan, pero a su vez ellos prometen acabara con la pobreza. El Socialismo crea las condiciones para que las familias se desunan y se destruyan, y luego prometen acabar con los niños abandonados y de la delincuencia, es un verdadero circulo vicioso del cual debemos salir algún día.

• Las funciones del estado son: Aquellas en las que únicamente se necesita la fuerza: Mantener libre las fronteras de invasores delincuentes, Mantener las calles liberes de balandros y asesinos, Juzgar en los pleitos entre ciudadanos y dictar sentencias, Cobrar impuestos pero para que estos dineros vayan a financiar solo las funciones limitadas del Estado.

• Fracasada la justicia, aparecen otras figuras como consecuencia de esto: Los linchamientos y la autodenefesa, entrando en una espiral de violencia de al cual será difícil salir (Caso Colombiano). Esto nos indica la principal razón de existencia del estado que es la de la seguridad y orden en la sociedad, y no es la educación ni la salud como erróneamente se piensa, pero como nos lo han vendido todos los políticos socialistas.

• Los medios de comunicación registran opiniones de diversos actores y personalidades sobre este tema, todos de grupos estatistas y en el fondo todas opiniones iguales. No dan cabida a las opiniones liberales, contrarias al Estatismo.